Cuando llevamos a cabo un proceso de gestación subrogada en Ucrania, nuestras Autoridades aplican nuestro Ordenamiento Jurídico al efectuar el Registro del nacido por medio de dicha técnica de reproducción humana. Ello implica que, a pesar de que las Autoridades Ucranianas registran al nacido/s a favor del padre y madre intencionales, las de Españolas lo hacen aplicando el art. 10 de la Ley de Reproducción Humana Asistida, con arreglo al cual la filiación materna vienen determinada por el parto, esto es, la madre del nacido/s para nuestro Consulado es la gestante subrogada.

Con arreglo a ello, tanto el acceso al Registro Civil como el pasaporte del menor, se harán a nombre de padre español y gestante ucraniana.

Todo ello implica que, tras el regreso a España de los padres intencionales con el menor/es, deberá instarse un procedimiento judicial de adopción promovido por la madre intencional, al fin y efecto de que se elimine a la gestante subrogada como madre y se constituye la adopción y consiguiente cambio de segundo apellido del menor.

Como es sabido, el artículo 17.1.a) del Código Civil dispone que “son españoles de origen los nacidos de padre o madre españoles”, esto es, el menor es español en base al principio del ius sanguinis, pero la madre española quedaría al margen de dicho derecho, el cual se confiere directamente al padre, ejercitando acción de reclamación de la filiación paterna.

El procedimiento judicial de adopción viene regulado en los artículos 176 y siguientes del Código Civil, el cual regula los requisitos en el caso de la adopción del hijo del consorte.

Esta Firma legal ha tramitado, desde sus inicios en el año 2007, más de doscientos procedimientos judiciales de adopción en casos de gestación subrogada, y la experiencia nos dice que el trámite judicial tiene una duración media de entre tres a siete meses, dependiendo del Partido Judicial del cual se trate. Dicho procedimiento concluirá por medio de un Auto el cual dispondrá la constitución de la adopción a favor de la madre intencional.

No obstante, en este momento no habrá concluido aún nuestro trabajo para con nuestros clientes, ya que con posterioridad deberá librarse exhorto de la resolución judicial al Registro Civil competente, trámite que normalmente supera con facilidad los doce meses de duración.

En definitiva, el trabajo de esta Firma legal para el procedimiento judicial de adopción puede tener una duración no inferior a los dieciocho meses.