Hace unos días nació la hija de esta pareja, por gestación subrogada en Ucrania. Todas y cada una de nuestras parejas son ejemplo de lucha y constancia, personas a las que las dificultades no las detienen y que buscan alternativas hasta alcanzar su sueño de ser padres. El caso de esta pareja es uno de esos ejemplos, pero además su proceso viene marcado por una grave enfermedad. Una enfermedad que a otras muchas personas les hubiera hecho venirse abajo y, entre otras consecuencias, hubiera conllevado el dejar de lado el pensar en completar la familia con un hijo. Una enfermedad que trae su origen desde hace muchos años, una enfermedad de riesgo vital, pero que no ha impedido que sigan con sus vidas dentro de la normalidad que se les permite, que contrajeran matrimonio muy jóvenes, un matrimonio donde sólo se percibe amor, donde ambos miembros de la pareja están unidos el uno por el otro, donde los dos reman a la misma vez, donde uno tira del otro para seguir adelante día a día.

Por esa enfermedad hemos pasado también desde nuestro despacho, nervios y situaciones complicadas, pensando siempre en minimizar los riesgos en todos los momentos del proceso, para que esa mami pudiera estar finalmente abrazando a su hija. Lo hemos conseguido entre todos, y estamos completamente seguros de que esa pequeña te está dando la vida y el “aire” que tanto necesitas. Seguro que ahora te sientes algo mejor.

Sois ejemplo para todos aquellos que sufren una grave enfermedad, ejemplo de matrimonio, ejemplo de amor, de tesón, de sufrimiento, de seguir mirando hacia adelante, porque mirando hacia atrás nada se gana.

Queremos igualmente felicitar a esa ya abuela, abuela muy joven, que ha estado en todo momento junto a su hija, y que estará junto a ella todos los días de su vida. Como me dijo esa abuela “ahora tendré que cuidar de las dos, de mi hija y de mi nieta”. Encontrarse con personas así por el camino, llena, gratifica, hace que sigamos levantándonos cada día con la ilusión de poder ayudar a otras personas a alcanzar su sueño, su meta de completar su familia con un hijo.

Te diré algo Griselda que hasta ahora no te había dicho: hace mucho tiempo hablé con tu Doctor, el mismo que trata a una persona de nuestra familia, el que tú sabes, y me dijo que se adoptaran todas las medidas de seguridad para tu salud, porque eras una caja de bombas. Se adoptaron todas esas medidas y más, y hoy TIENES AIRE. Aire para llenar tu vida, para llenar tu futuro, para llenar a tus seres queridos.

Nos alegramos enormemente por vosotros, sentimos esa paz interior de haber hecho el trabajo bien hecho, de dormir tranquilos por las noches, de veros felices.

Estamos en plena época de frío en Kiev, por lo que haz lo que siempre te digo, no salgas mucho a la calle, o mejor dicho nada. No queremos sustos. Tienes que regresar a casa en perfectas condiciones, y disfrutar de tu aire, toda la vida.

En estas líneas, queremos agradecer además, la gran labor de la gestante la cual ha llevado a cabo una gestación espectacular, sin ninguna incidencia, sin ningún ingreso en el Hospital, que ha estado siempre en contacto con los padres intencionales, y que ha ayudado a personas que la necesitaban, una ayuda que pocos podrían dar en sus vidas. Una gestante a la cual conocí en persona el día en que se firmó en Notaría el oportuno contrato, una persona educada, sencilla, interesada por saber detalles de aquellas personas a las cuales les iba a ayudar a traer un hijo al mundo. Gracias por todo.

Por último, gracias a nuestros socios en Ucrania, Successful Parents, los cuales han hecho muy buen trabajo como siempre desde que empezamos a colaborar desde hace ya camino de cinco años.

Griselda, Manel, papis, abuelos, familia, nuestra más sincera enhorabuena, disfrutad cada minuto de vuestra pequeña, la cual llenará de nuevos y buenos aires vuestro hogar, y siempre que nos necesitéis estaremos aquí junto a vosotros.

Recibid un fuerte beso y abrazo para todos.

AIRE

Fdo. Joan, Araceli y equipo de GLL=