Hace pocos días nació la hija de esta encantadora pareja, también en Kiev por gestación subrogada, y nos alegramos de todo corazón por ellos, porque como todos, han luchado lo indecible hasta conseguir alcanzar su sueño.

Recuerdo perfectamente la primera vez que hablé con Anna; yo me encontraba en Kiev realizando un registro de otros peques, y hablamos vía Skype. Ella tenía mil dudas y miles de miedos. Nos vimos en nuestro despacho en Barcelona, hablamos en varias ocasiones más, hasta que depositaron en nosotros su confianza y la decisión más importante de sus vidas, lo cual os agradecemos enormemente.

Nos ha sorprendido de esta pareja su tranquilidad durante todo el proceso, una pareja que se ha dejado guiar en todas las fases y momentos, desde el inicio hasta ahora, lo cual ha hecho mucho más fácil nuestro trabajo. Os lo agradecemos.

Familia, muchas felicidades de nuevo y pronto nos daremos un fuerte abrazo en persona.

Global Life Law