Global Life Law anuncia su acuerdo de colaboración, en exclusiva, con una de las Clínicas y Agencias con más experiencia y prestigio de los Estados Unidos, en San Diego (California).

En nuestro afán de proporcionar los mejores y exclusivos servicios para todos nuestros clientes, ya son dos los Estados de ese país en los que estamos presentes, Massachusetts y California.

Con el cierre de este acuerdo tras meses de trabajo, podemos desde Global Life Law proporcionar asistencia médica, y pleno soporte jurídico a todas aquellas personas que deseen realizar su proceso de gestación subrogada en EEUU, ya sean parejas heterosexuales, monoparentales, parejas homosexuales, mujeres solteras.

Como es sabido, EEUU es uno de los destinos preferidos por los padres intencionales, donde las garantías jurídicas son plenas.

California es el Estado tradicional por excelencia en USA en cuanto a procesos de gestación subrogada.

Se regula la gestación subrogada para aquellos casos en los que se trate de parejas casadas, no casadas, padres intencionales solteros y parejas homosexuales. El proceso pueden llevarlo a cabo personas nacionales de EEUU y del extranjero.

A pesar de que existe la creencia de que existe una Ley de gestación subrogada, no es así, y en el Estado de California no tiene una Norma al respecto.

Son los Juzgados y Tribunales de California los que regulan la gestación subrogada, interpretando y aplicando la Uniform Parentage Act.

Se considera a los padres intencionales como únicos con derechos de filiación sobre el nacido por gestación subrogada, ya desde el año 1993 en que su Tribunal Supremo dictó la famosa sentencia.

Regulaciones del FDA

En los Estados Unidos la Administración de medicamentos y  alimentos (FDA) requiere que se realicen estudios completos a cualquier donante y gestante subrogada para descartar factores de riego y evidencias no-clínicas de enfermedades infecciosas.

En caso de que los padres genéticos proporcionen sus gametos, entonces ambos miembros de la pareja se consideran donantes ya que se transferirán  sus embriones producto de los ovocitos de dicha mujer y el esperma del hombre a una gestante subrogada.

Si la pareja utiliza ovocitos de una donante o un donante de esperma, se requerirá que se sometan a las mismas pruebas.

Las siguientes pruebas diagnosticas y analíticas de  enfermedades Infecciosas son requeridas por normas  del FDA; no sólo el tipo de pruebas son importantes sino también el tiempo en que fueron realizadas.  La donante de ovocitos deberá realizarse dichas analíticas dentro de los 30 días de la extracción de ovocitos  (punción) y el proveedor de esperma  dentro de los 7 días  ante de entregar su muestra.

Ambas partes requerirán someterse a una historia clínica y exploración física  requerida por el FDA.

Las siguientes analíticas son requeridas para aquellas parejas que transferirán su embrión a una  gestante subrogada:

  • Cuestionario del FDA (detección).
  • Examen Física del FDA.
  • Analíticas del FDA por laboratorio certificado por el FDA,  dentro de los 30 días para la donante de ovocitos (madre intencional) dentro de los 7 días  ante de entregar su muestra el donante.
  • HIV I y II.
  • HTLV I y II.
  • Hepatitis C.
  • Hepatitis B (Hep B core y Ag de superficie).
  • RPR/T. Pallidum.
  • Clamidia Tracomatis y Neisseria gonorrea (orina).
  • CMV AB core ( solo para el donante de esperma).

CUESTIONES JURIDICAS

Las cuestiones jurídicas importantes del proceso de la FIV/subrogación incluyen el número de embriones para transferir (dependiendo de la edad y calidad), el riesgo de gestación múltiple, selección reducción,  intervenciones diagnósticas prenatales y aborto terapéutico. Estas cuestiones deberán ser discutidas y  acordadas entre los padres intencionales y su gestante subrogada y finalmente ser reflejadas en un acuerdo legal.

La Ley de California otorga la paternidad a los  padres Intencionales  a los seis meses  de gestación.

Debe tenerse presente que cualquier nacido por gestación subrogada en California, obtendrá partida de nacimiento de dicho país así como pasaporte norteamericano, ya que desde el primer momento el bebé es un ciudadano americano.