En determinadas ocasiones, cuando se recurre a un proceso de gestación subrogada puede que nos encontremos ante el hecho de que nuestros Doctores nos recomienden realizar el Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP). Pero qué es el Diagnóstico Genético Preimplantacional?

El DGP es una técnica científica mediante la cual se lleva a cabo el estudio genético en los embriones antes de que sean transferidos al útero.

El DGP, o biopsia embrionaria, se lleva a cabo en un microscopio invertido dotado de un sistema de micromanipulación parecido al que se utiliza para la técnica de la Inyección Intracitoplasmática (ICSI).

Con una pipeta Holding se sujeta al embrión y con una pipeta de aspirado se realiza una punción en la zona pelúcida procediéndose inmediatamente al aspirado de 1 o 2 blastómeras sobre las que se realizarán los análisis adecuados.

A quién se aconseja el DGP:

_ Pacientes en las que uno o ambos miembros son portadores de enfermedades monogénicas:

  • Identificación del sexo en portadores de enfermedades monogénicas ligadas a los cromosomas sexuales.
  • Identificación de enfermedades monogénicas autonómicas dominantes.
  • Identificación de enfermedades monogénicas autonómicas recesivas.

_ Portadores de anomalías cromosómicas estructurales y también numéricas.

Pero el DGP también tiene sus limitaciones:

  • No se recomienda realizar un ciclo DGP si no se dispone de un número mínimo de 10 ovocitos.
  • Existe un porcentaje de embriones que no resisten la técnica y que degeneran o detienen su desarrollo.
  • El 80 % de los embriones Biopsiados llega a Blastocisto.
  • El DGP es una opción de reducir al máximo la probabilidad de iniciar gestaciones de fetos portadores de anomalías genéticas, pero no al 100%.

El DGP posibilita la identificación de anomalías genéticas a nivel embrionario en estadios previos a la implantación, evitando la transferencia de embriones afectados.

La técnica del DGP puede seleccionar aquellos embriones cromosómicamente normales antes de su transferencia al útero.

Como siempre sostenemos, al recurrir a un proceso de gestación subrogada, simplemente estamos recurriendo a un proceso de reproducción humana asistida.