Este mes de julio se cumplen diez años que empezamos a prestar servicios relacionados con la gestación subrogada, años intensos, duros, pero que nos han compensado con creces todos nuestros esfuerzos, las madrugadas hablando con doctores en distintos países realizando el seguimiento de cada proceso debido a la diferencia horaria, miles y miles de millas recorridas en avión, India, USA, Ucrania, pero como decimos todo se ha visto compensado y nos sentimos tremendamente orgullosos de todo lo que hemos logrado, nuestros peques, lo verdaderamente importante.

Empezamos a trabajar por necesidad propia en todo esto, y sabemos lo que implica un proceso de gestación subrogada, el desgaste emocional, psicológico, como pareja, económico, pero sabemos que todo se ve compensado cuando finalmente recibimos un email en el que nos dicen “vuestros peques van a nacer pronto, debemos planificar vuestro viaje”, u “os informamos que los peques se han adelantado y ya han nacido”. 

Hace diez años no sabíamos lo que era una punción, cómo se llevaba a cabo una estimulación, cómo se llevaba a cabo la obtención de un embrión, de un blastocito, qué era la ICSI, que era un medio de vitrificación; hoy son términos completamente cotidianos y con los que trabajamos a diario. En todo ello, tenemos que dar las gracias a los ginecólogos, embriólogos, etc., que tuvieron al inicio tanta paciencia con nosotros ante nuestra ignorancia, y que nos enseñaron todo lo que sabemos, sin ellos nunca estaríamos aquí. Queremos dar unas gracias especiales a Goral Gandhi, Gautam Allahbadia, Gouri, Abha, Dr. Neuser, C. Marquez, Pascual, etc (perdonad que no os citemos a todos pero es imposible relacionaros a todos), por vuestra paciencia, por vuestras clases magistrales de reproducción humana asistida, mil gracias.

Siempre hemos trabajado desde la humildad, desde la humanidad, anteponiendo los intereses de nuestros clientes a los nuestros propios en muchos casos, discutiéndonos con las Clínicas y socios colaboradores en los países de destino (os pedimos disculpas), pero siempre lo hemos hecho tratando de ofrecer las máximas garantías a nuestros clientes y velando en todo momento por sus intereses.

En este momento tan especial para nosotros, no podemos ni queremos olvidar a todas las gestantes que han llevado a cabo el proceso con nosotros, unas personas maravillosas, con un corazón que nos les cabe en su pecho, unas personas cuya ayuda jamás podrá verse completada por nadie. En todos estos jamás hemos dejado de velar por sus intereses y por sus derechos, y sus garantías han estado al mismo nivel que las de nuestros clientes, porque sin ellas y sus familias nada de todo esto sería posible. Hoy en día hay voces contra la gestación subrogada, hay personas que insultan a los nacidos por gestación subrogada, personas que dicen que se explota a una mujer, pero no todos los casos son así, no en todos los países es así, no todos trabajamos igual. A lo largo de toda nuestra trayectoria nunca ninguna de nuestras gestantes ha realizado proceso alguno obligada, ni por circunstancias personales o económicas, ni nunca permitiremos que eso suceda, porque ellas son quienes realmente dan vida. 

No ha sido un camino fácil el que nos ha llevado hasta aquí, nos han calificado con muchos adjetivos, pero aquí estamos, creando familias, viendo personas felices, viendo niños muy deseados por sus padres, padres que luchan y luchan por conseguir su sueño, padres que no miran atrás hacia el dolor pasado, padres que saben que el pasado no da impulso, que lo que tienen que hacer es seguir luchando en esta vida que nada fácil se lo ha puesto.

En nuestro recuerdo quedará cuando un Juez español, ante un proceso de adopción post gestación subrogada, nos llevó a parte y nos dio una gran reprimenda por nuestro trabajo y terminó desestimando la adopción a favor de la madre española que la instaba; pero aquello nos dio aún más fuerzas, interpusimos el correspondiente Recurso de Apelación, y la Sala estimó todas nuestras pretensiones estimando íntegramente el recurso. Se trata de la primera Sentencia de una Audiencia Provincial en España que emitía una Resolución de ese tipo.

Algunas personas que han acudido a nuestro despacho  inicialmente han dejado de realizar su viaje con nosotros porque resultábamos más caros que otros (con todos nuestros respetos), pero lo que nunca  hemos hecho ni nunca haremos será el bajar en la calidad de los servicios que prestamos, ni bajaremos entrega en el trabajo, no recortaremos calidad, no dejaremos de trabajar tan sólo con las mejores gestantes, con las mejores Clínicas en los países de destino, con las mejores agencias, porque la experiencia nos dice que si al cliente le das lo mejor de ti, su éxito está asegurado.

Resulta imposible citar todos los nombres de nuestros peques, porque así es, los consideramos nuestros pequeños, pero algunos de nuestros campeones/nas son Victor, Ot, Carlos, Gema, Manuel, Jon, Gal·la, Julia, Nico, Theo, Javier, LLuna, José Manuel, Zacarías, Tomás, Enzo, Leonor, Juan Carlos, Nicolás, Lila, Marcos, Beatriz, Berta, etc, etc, etc, etc, etc, etc.

Y unas gracias enormes para nuestra propia gestante, la cual hizo posible que hoy tengamos a nuestros propios hijos; no hay palabras para describir lo que hiciste por nosotros. Por siempre, gracias. 

Y en el día de hoy, 5 de julio, queremos felicitar a unos grandes amigos nuestros, Jesica y Paco (de Mataró) y a su hijo Victor el cual cumple siete años. Estos padres lucharon lo indecible, y tuvieron que estar en el país donde nació su hijo tres meses para poder regresar a casa. En aquellos momentos la gestación subrogada era una gran desconocida y nuestras Autoridades mostraban un gran recelo hacia las inscripciones, pero el Registro del menor se consiguió. Con esta pareja conseguimos ganar la primera sentencia constitutiva de la adopción, derivada de gestación subrogada en Cataluña.

Queremos terminar dando las gracias a todos los que habéis confiado en nosotros, a todos los que estáis en proceso y a todos aquellos que pronto iniciaréis vuestro camino hacia la maternidad/paternidad con nosotros. Gracias de todo corazón.

Global Life Law